La APC analiza en los centros educativos el derecho a la información en tiempos de crisis

  • El proyecto cuenta con la colaboración de CaixaBank, a través del presupuesto cedido por la Fundación ‘La Caixa’.
Arrancamos el año con la ejecución de la 5ª edición del proyecto YO, PERIODISTA, una iniciativa de alfabetización mediática de la APC destinada a centros de enseñanza secundaria de la provincia de Cádiz.
El proyecto continúa siendo totalmente gratuito gracias a la colaboración de CaixaBank, a través del presupuesto cedido por la Fundación “la Caixa”. Esta edición, debido a las restricciones impuestas por la crisis sanitaria, se da la opción a los centros educativos participantes para que puedan elegir si las charlas-taller multimedia se impartirán de forma presencial o bien de forma telemática, a través del sistema Webinar. Esta formación tendrá llegar entre los meses de enero y abril.
YO, PERIODISTA se desarrolla ininterrumpidamente desde 2017 y está destinado a alumnado de todos los niveles de secundaria. Las charlas-taller que se impartirán este año tratarán sobre la temática ‘El Derecho a la Información en tiempos de Crisis’.
Como se suele decir, ‘cuando hay una inundación lo primero que escasea es el agua potable’. De la misma manera, cuando hay mucha información lo que realmente falta es información fiable. Por ello, este año realizaremos un análisis multimedia sobre diversos temas de interés, entre los que se encuentran cómo ha afectado la pandemia al Derecho a la Información consagrado en el art. 20 de la Constitución, qué opinan los periodistas acerca del anunciado Ministerio de la Verdad, cuál es la Función Social del Periodismo, la epidemia de Bulos y Fake News en Redes Sociales y sobre otros muchos temas de interés para los jóvenes cuya única fuente de información es su teléfono móvil.

La APC pide que no se relajen las medidas de prevención de contagios en las convocatorias de prensa

  • El colectivo de profesionales rechaza situaciones como la vivida esta mañana en las instalaciones de Navantia San Fernando con la visita de la ministra de Hacienda María Jesús Montero

La Asociación de la Prensa de Cádiz insiste a las diferentes entidades, públicas y privadas, sobre la necesidad de extremar las medidas de seguridad y de distanciamiento social en las comparecencias con convocatorias presenciales a medios de comunicación. Los desajustes vividos en la visita de la ministra de Hacienda María Jesús Montero a Navantia nos obligan a recordar la necesidad de extremar el celo en la aplicación de los protocolos referentes a la COVID-19 que evitan riesgos laborales para los periodistas.

El colectivo profesional viene reclamando desde el inicio de la pandemia que se tengan en cuenta recomendaciones de sentido común como son la puntualidad, evitar aglomeraciones innecesarias, favorecer medios técnicos que posibiliten mantener la distancia de seguridad entre el convocante y los periodistas y gráficos, búsqueda de espacios abiertos y amplios para asegurar el distanciamiento, o limitar el número de personas que comparten el lugar al estrictamente necesario para el desarrollo de la comparecencia.

Aun entendiendo que en las actuales circunstancias no siempre es posible aplicarlos todos, por ejemplo un espacio abierto en plena borrasca o que siempre se disponga de interiores suficientemente espaciosos, (lo que ya de por sí plantea dudas de si la convocatoria presencial es aconsejable), resulta incomprensible que no se atiendan variables perfectamente controlables, como el acceso de personas al lugar de la comparecencia cuya presencia es inequívocamente prescindible, es decir, todos los que no tengan que informar, cubrir o hacer técnicamente posible la rueda de prensa. También invitamos a reflexionar sobre si es oportuno realizar la comparecencia sin mascarilla cuando el espacio cerrado ofrece dudas más que razonables de que se respete la distancia de seguridad, como ha sucedido en este acto. Estas circunstancias ensombrecen el resto de medidas acertadas incluidas en el protocolo de seguridad del acto de la ministra, por lo que nos vemos obligados a insistir en la necesidad de extremar el celo en su preparación.

Este llamamiento, que ya se hizo a principios de esta crisis sanitaria, se hace precisamente en un momento crítico en el que crecen las cifras de contagio. Cabe recordar que los periodistas que asisten a estas comparecencias públicas están ejerciendo su trabajo y no acuden a estos lugares por decisión propia. No es de recibo que se someta a los profesionales de los medios de comunicación a riesgos perfectamente evitables.